Publicidad

Steve Jobs




Steve Jobs no inventó nada, más bien lo reinventó todo. El mismo se define como un optimizador nato, que a la vez no permitía que le optimizasen. Prueba de ello son sus productos que van generalmente acompañados de una estructura prácticamente incrackeable, aunque como todos sabemos, hoy en día ¿Qué no se puede manipular?

Fue un autodidacta, un visionario, Steve fue un genio que se guiaba por su corazón e intuición. Rechazaba la autoridad de los profesores y de las reglas que imponía la sociedad. Fue simple y complejamente alguien diferente.

La vida de Jobs fue impredecible. Lo puedes imaginar de una forma, pero independientemente de la forma en que lo hagas, es casi seguro que estarás equivocado, tanto para bien como para mal. ¿Quién esperaría de una persona que andaba descalza y que apenas se calzaba unas chanclas cuando nevaba, que terminaría revolucionando el mundo? El hombre que revolucionó el mundo de los ordenadores, era capaz de elevarte al mismísimo cielo y segundos más tarde descenderte hacia los infiernos. Era capaz de lo mejor y de lo peor.

Bajo mi punto de vista, y como crítica personal hacia el libro, he de decir que me ha gustado bastante. Compré el libro atraído por la figura sobre la que se escribía, pero sobre todo atraído por el título: “Steve Jobs. Un libro inspirador para los JÓVENES que no están dispuestos a renunciar a sus sueños”. Cuando comencé a leerlo me decepcioné un poco, ya que no pensé que lo que encontraría fuera una biografía, sin embargo, el libro me ha sorprendido muy gratamente, no solo porque el contenido sea algo excepcional, sino porque las expectativas que yo mismo generé respecto al libro han sido sobrepasadas con creces. Imaginé un Steve extraordinariamente disciplinado, metódico y “perfecto” y me encontré con un Steve iconoclasta hasta decir basta, con una personalidad muy complicada y con una mentalidad prodigiosa respecto a la confianza que tenía en sí mismo.

Más allá de que los inventos de Steve Jobs hayan sido revolucionarios o de lo fascinante que haya sido su vida, me tengo que quedar sin duda alguna con su mentalidad y filosofía de vida. Eso sí, que Jobs sea un verdadero ejemplo para mí, no quiere decir que mañana vaya a salir descalzo a la calle, ni que me vaya a salir del primer semestre de la universidad, pero si quiere decir que me quedaré con muchas cosas que me ha enseñado Steve a partir de este libro. Os dejo las siguientes frases como parte de lo que enseñó al mundo:

  • “Lo importante no es la meta es el camino”
  • “Vive cada día como si fuera el último y algún día tendrás razón”
  • Después de escuchar el éxito de los Beatles In my life tras la muerte de Cash, Steve dijo: “Es para mí uno de esos recordatorios de lo poderosa que puede ser la música en tu vida”
  • “La gente juzga los libros por su cubierta, nosotros no solo diseñamos y creamos productos, también creamos y diseñamos embalajes”
  • “Queremos que el consumidor note una percepción especial con el producto que acaba de comprar”
“Es que no me encanta. No soy capaz de enamorarme de esto” Dijo Steve antes de mandar a todo su equipo a rehacer completamente el iPhone.

Pero sin lugar a dudas, me tengo que quedar con esto:


Esto va para los locos, los inadaptados, los rebeldes, los problemáticos, los que van en contra de la corriente, los que ven las cosas de diferente manera, ellos no siguen reglas y no respetan lo establecido, puedes citarlos, estar en desacuerdo, glorificarlos o difamarlos, pero lo único que no puedes hacer, es ignorarlos, porque ellos cambian las cosas, impulsan la humanidad hacia adelante y, mientras que los demás los ven como los locos, nosotros los vemos como genios, porque la gente que está tan loca como para pensar que pueden cambiar al mundo, son los únicos que pueden hacerlo.




Valoración: Muy recomendable.

Precio: 13.95 euros.


Un saludo a todos.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *