Publicidad

La apasionante historia del hombre que se hizo rico con Telepizza

dv010mv001-1

Leopoldo Fernández Pujals es un genio. De esos que te cautivan cuando lo escuchas, cuando lo lees, cuando dejas entrar esa energía que te transmite. Energía, por cierto, gracias a la cual ha conseguido todo lo que se ha propuesto y siempre un poquito más. De ahí el título de su famoso libro. Leopoldo Fernández Pujals es cubano y tuvo la desgracia -o quizás fue una bendición, eso nunca se sabe- de tener que abandonar su tierra natal cuando aún era muy jovencito. Era un país diferente, nuevo, con otro idioma, otras personas y amigos que cambiarían su vida para siempre. Pero también era Estados Unidos, era el sueño americano y una sociedad mucho más libre y dispuesta a crecer que la Cuba de Castro. Leo, como le conocen sus más allegados, tenía mil y unas excusas para darse por vencido, para proclamar su vida como un sinsentido. Le habían, indirectamente, invitado a abandonar su tierra con un régimen opresor. Le habían roto el alma dividiendo a su familia en unos cuantos pedazos. Le privaron de parte de su infancia y de parte de sus sueños.

Ingeniero agrónomo

Nunca tuvo grandes sueños si por grandes entendemos formar parte de la historia o ser reconocido a nivel mundial. Solo quería ir a la universidad licenciarse y montar su propia huerta. Seguir los pasos de sus antepasados, tener un negocio y disfrutar de una de sus pasiones en aquella época: la agricultura y la ganadería. El joven Pujals no quería grandes riquezas y grandes lujos pero quería vivir felizmente cumpliendo su sueño, viviendo su vida.

Llegada a Miami, Suffield Academy y Vietnam

Llegó a Miami con mucho perdido y mucho más por ganar. En el colegio avanzó rápido, era un alumno inteligente y más tarde lo demostraría en la Universidad de  Stetson hasta que tuvo que abandonarla para alistarse en el ejército dónde ascendería de puesto en puesto, cada cual más importante, hasta volver por donde lo dejo en la Universidad de Stetson para graduarse. Comenzaría como comercial en Procter & Gamble y más tarde en Johnson & Johnson donde pasaría de ser un comercial del montón a ser uno de los altos mandos de la compañía. Batió un récord de ventas tras otro hasta que decidió marcharse para cumplir su verdadero sueño.

Viajar al viejo continente para cumplir su sueño

Viajó a Europa, concretamente a España. Quería cumplir su sueño, el sueño de crear su propio negocio. Así que creo Pizza Phone (Actual Telepizza) y no precisamente por casualidad. Ni siquiera sabía de que iría su negocio pero se dio cuenta de que en España el servicio de pizzas a domicilio era cuanto menos inexistente y se plantó en el sector. En su libro, Apunta a las estrellas y llegarás a la Luna, Leo cuenta como la creó pero también como la sacó a bolsa y como la recuperó cuando en 1995 lo echaron de la compañía de la que el mismo fue fundador. En 1999 se hizo rico, por primera vez. Tuvo suerte, dijeron algunos. Así que el señor Pujals dispuesto a superarse una vez más compró una compañía en ruinas para hacerla referente a nivel nacional. En 2014 se la compró Orange y entonces se hizo rico con Jazztel, por segunda vez.

Apunta a las estrellas y llegarás a la Luna es sin duda, sin ninguna duda, el mejor libro que jamás he leído. En el he aprendido más si cabe como conseguir mis sueños, como alcanzar mis metas. Por mi parte solo queda dar las gracias a Leopoldo Fernández Pujals por compartir con todos nosotros su experiencia.

 

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *