Publicidad

El gran error de Warren Buffett

Warren Buffett, el segundo hombre más rico del planeta, lamentaba los últimos días su salida tardía de U.K. supermercados Tesco Pcl,  que le costaría más de un quebradero de cabeza, y más de un dólar y de dos, a su compañía Berkshire Hathaway.

En palabras que plasmaba el señor Buffett en su carta a los inversores afirmaba categóricamente: “Querido inversor, me da vergüenza informar de que habría vendido las acciones de Tesco antes. Cometí un gran error con esta inversión por mi lentitud a la hora de tomar una decisión.”

Warren BuffettLa compañía del Oráculo de Omaha, Berskhire, estaba entre las compañías que más había invertido en Cheshunt–lugar, por cierto, dónde se situaba la sede de Tesco en Inglaterra– con 415 milllones de acciones hacia el final de 2012, es decir,una participación valorada alrededor de 2.300 millones de dólares. Mientras Buffett vendía algunas acciones en 2013, la compañía se dejaba un 43% en bolsa. La pérdida de Berskhire, por la tardanza en la toma de decisión de Buffett, le costaría unos 444 millones de dólares.

“Mi lentitud para salir de la posición me costó demasiado caro,” escribía Buffett en su carta a los inversores. Su mano derecha Charles Munger, al mismo tiempo, indicaba “A este tipo de comportamiento lo llamo “chuparse el dedo”. Considerando que mi retraso nos costó lo que nos costó, me quedo corto.”

Berkshire comenzó a construir su posición en Tesco en 2006 cuando la cadena de supermercados anunció su plan para la expansión en Estados Unidos. La compañía anunciaría, sin embargo, el año pasado que había sobreestimado los beneficios y había echado a algunos directores de zona.

“Durante 2014, los problemas de Tesco empeoraron mes tras mes,” decía Warren Buffett a sus inversores. “Se redujo su cuota de mercado, los márgenes se reducieron y esto acarreó problemas contables. En el mundo de los negocios, las malas noticias a menudo vienen todas seguidas: ves una cucaracha en tu cocina; mientras los días pasen, el resultado es dejar que críe más”

Buffett suele utilizar su carta anual a los inversores para resaltar sus grandes errores, incluyendo uno de sus errores con la aseguradora de tarjetas de crédito Geico. El año pasado, por su parte, se hizo cargo de la compra de bonos corporativos de Energy Future Holding Corp. sin consultar antes a su compañero y mano derecha Charles Munger.

“La próxima vez llamaré a Charlie”, dijo Buffett en 2014

Fuente: Bloomberg

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *