Publicidad

¿Cómo afectaría el Brexit a España y al IBEX 35 ?

El Brexit es el acrónimo que surge de unir las dos palabras británicas Britain, es decir, Gran Bretaña y por extensión Reino Unido, y exit que significa salida en el idioma anglosajón. La palabra es una imitación de Grexit, palabra a la que hicieron referencia varios economistas de Citigroup como mención al riesgo de una salida del país griego de la Eurozona hacia el año 2012.

Brexit

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea se votará el próximo 23 de junio mediante referéndum. Para que la salida sea posible basta con la mayoría simple.

Ahora bien, es importante sobre todo para los inversores, entender primero cuales serían las posibles consecuencias de que Reino Unido saliese de la Unión Europea. Y ser conscientes después de que las negociaciones para que sea efectiva la salida de Reino Unido pueden durar dos años, que podrían prolongarse. En ese lapso de tiempo Reino Unido debe acatar las normas europeas y no podrán iniciar ninguna nueva negociación.

Las encuestas

Calificar a los británicos como euroescépticos es atrevido en un entorno en el que las encuestas— que no dejan de ser eso, encuestas— arrojan cuanto menos indecisión. Tal es el caso de la encuesta realizada por el ICM —realizada a partir de 1.741 entrevistas mantenidas entre el 3 y el 5 de junio de este año— que revela que un 48% de las personas encuestadas votaría a favor del Brexit y un 43% lo haría en contra de la salida de la Unión Europea, quedando así un 9% de indecisos. Por su parte YouGov muestra unos resultados—obtenidos a partir de 3.945 entrevistas realizadas entre el 1 y el 3 de junio—en los que el 45% de los encuestados votaría a favor del Brexit y el 41% en contra. Quedando en este caso un nada despreciable 14% de indecisos. Las encuestas realizadas sobre el Brexit en los últimos días arrojan los siguientes resultados:

Intención de voto durante 2016 Mantenerse en la UE (azul), Salir de la UE (verde)

yougov

¿Cómo y cuánto afectaría el Brexit a Gran Bretaña y a la Unión Europea?

Según un estudio de Funcas el 16% de las exportaciones de la Unión Europea se dirigen hacia Reino Unido y el 10% de las importaciones de la Unión Europea provienen de Reino Unido. Ahora bien, si lo comparamos con el 42% y 50% respectivamente, que son las cifras que reflejan las exportaciones e importaciones de Reino Unido con la Unión Europea, nos damos cuenta de quién pierde más. Es decir, dicho con otras palabras, el 42% de las ventas de Reino Unido van a la Unión Europea, mientras que solo el 16% de las ventas de la Unión Europea se dirigen a las islas británicas. En la misma línea, el 10% de las compras de la Unión Europea provienen de Reino Unido, en contraposición con el 50% de las compras de Reino Unido, que provienen de la Unión Europea.

Ahora bien, esto son solo números. Por sí solos no quieren decir nada. Reino Unido se convertiría en una economía más cerrada, la inversión exterior probablemente se reduciría y lo mismo ocurriría con una Unión Europea que según el FMI se convertiría en un socio comercial menos atractivo para el resto de economías del mundo. Ni que decir queda, por supuesto, el importante efecto a nivel político y de tráfico de personas. En los siguientes gráficos podemos ver las exportaciones e importaciones por zona geográfica de Reino Unido.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del FMI

Exportaciones Reino UnidoImportaciones Reino Unido

 

Cómo vemos la importancia que cobra la Unión Europea tanto a nivel de proveedor cómo a nivel de cliente es cercana a la mitad del total del comercio exterior de Reino Unido. Superando así a cualquier otro socio comercial. No obstante, a nivel personal pienso que la posible pérdida de Reino Unido va más allá de la pérdida de un estado miembro que representa más del 17% del PIB de la Unión. Va más allá porque el 78% de las operaciones de divisas de la Unión Europea se realizan en Reino Unido, va más allá porque los bancos de la UE tienen inversiones por valor de 1,3 millones en el sistema bancario británico, va más allá porque el Brexit podría reducir la capacidad de las economías con mentalidad liberal de influir en la política de la UE dando lugar a un modelo más intervencionista. Y va más allá porque Reino Unido es el primer destino de los flujos de Inversión Extranjera Directa que entran en la Unión Europea.

¿Cómo y cuánto afectaría el Brexit al IBEX 35?

El efecto de un hipotético Brexit en España se dejaría notar por partida triple. Primero porque el tráfico de personas entre los dos países es lo suficientemente importante como para preocuparse. Segundo porque una partida importante de nuestras exportaciones se dirigen a las islas. Y tercero, y no por ello menos importante, porque el sector financiero español compone una parte más que relevante del sistema bancario británico.

  • Reino Unido es el primer destino para los emigrantes españoles. Principalmente jóvenes en busca de oportunidades laborales.
  • El 7,3% de las exportaciones españolas se dirigieron a Reino Unido en el año 2015.

Exportaciones EspañaImportaciones España

  • Reino Unido es el principal mercado para el servicio turístico español. En 2014, 15,8 millones de personas visitaron España, cifra que representaba el 21,1% del gasto turístico total en
    dicho período.
  • Se estima que entre 800.000 y 1.000.000 de personas británicas pasan, al menos, una parte del año en España. Su acceso al régimen de Seguridad Social se vería limitado.
  • El 14% de Inversión Extranjera Directa de España se dirige a territorio anglosajón. Siendo este el prinicipal destino para la IED española.

IED

  • De todos los países europeos, el sector bancario español tiene las mayores inversiones
    en el sector bancario privado de Reino Unido, solo por detrás de EE. UU.

bancos

En definitiva el Brexit teóricamente no beneficia ni a la UE, ni a Reino Unido y menos aún España. Y teóricamente digo, porque el papel es el papel. Lo soporta todo. Lo que ahora nos parece negro, mañana podría parecernos blanco. En cualquier caso hay una cosa meridianamente clara. Los mercados— y con ello me refiero al Ibex 35 y a las bolsas europeas en su conjunto— lo que penalizan es la incertidumbre. Penaliza que tras una hipótetica salida nadie sabe como afectará realmente a las economías europeas, cómo serán los acuerdos. Si serán beneficiosos para uno o para otro. La incertidumbre en general tiene como consecuencia una disminución de la confianza y por ende de la inversión. Puede que esto no afecte necesariamente a las empresas que componen el Ibex 35, pero si afectará al inversor que quiere depositar su dinero y con él su confianza en la renta variable española. Sea directamente, a través de la compra de acciones; o indirectamente, a través de la contratación de diversos productos financieros.

Por último y sin perjuicio de poder equivocarme, diría que esa incertidumbre si no en su totalidad, está descontada en parte. Es decir, sin que sea por ello buscar una razón a los movimientos aleatorios del mercado, que la bolsa española haya caído un 12% en lo que va de año y que se encuentre en un entorno volátil no es banal en el contexto del Brexit y de un entorno económico frágil a nivel mundial para las economías avanzadas.

 

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *